Print Friendly, PDF & Email

Tomado de palestinalibre

A la opinión pública nacional e internacional

Denunciamos que los servicios de seguridad israelíes, actuando en contra del derecho internacional, retuvieron, interrogaron y vejaron a la compañera Viviana Abud, secretaria general y encargada de relaciones internacionales del sindicato SITECO e integrante de la coordinación de la Mujer Trabajadora para América Latina y El Caribe, de la Federación Sindical Mundial (FSM). La agresión de los agentes de Israel se produjo en horas de la mañana de este miércoles 4 de noviembre, cuando nuestra compañera efectuaba trasbordo en el Aeropuerto Internacional Ben Gurión, de Tel Aviv, en su viaje de regreso a nuestro país tras participar en el Congreso Mundial de la Mujer Trabajadora, organizado por la FSM en Chipre los días 1 y 2 de noviembre.

Los agentes del estado de Israel, separaron a la dirigenta del resto de los pasajeros que procedían a efectuar el mismo trasbordo y sin permitirle recuperar su equipaje, debido a la procedencia siria de su apellido paterno. Sobre esto último fue interrogada durante tres horas de manera agresiva en un cuarto aislado dentro de las instalaciones del aeropuerto, en régimen de completa incomunicación con el medio exterior y autoridades diplomáticas chilenas en ese país.

Le preguntaron una y mil veces la procedencia territorial exacta de sus ancestros sirios, abuelos y padre y el motivo de su presencia en Israel, de dónde provenía, de su nacionalidad, si era primera vez que estaba en Israel, entre muchas otras preguntas realizadas siempre de manera hostil.

Concluida esa fase, personal uniformado la trasladó hasta una dependencia en que le entregaron su equipaje también separado del resto de los viajeros. Sin timbrarle el pasaporte, le proporcionaron una tarjeta de pasajero en tránsito y la obligaron, siempre con actitud agresiva, a dirigirse al tercer piso del aeropuerto, señalándole que no podía salir del terminal aéreo.

Pero cuando llegó la hora de abordar el avión para continuar su viaje, al ver su pasaporte y apellido nuevamente fue separada por los uniformados del resto de los pasajeros que abordaban la nave aérea. Le hicieron sacar todo lo que llevaba en su equipaje de mano y la condujeron a otro cuarto aislado, donde fue allanada por una mujer uniformada, la que revisó su cuerpo de manera vejatoria. Luego de esto le permitieron abordar el avión.

Los Comités Comunistas acusamos a las autoridades isrealíes por la persecusión, discriminación y trato vejatorio a que fue sometida nuestra compañera Viviana Abud, atropellando el derecho internacional a la libertad de circulación o libertad de movimiento, reconocida en el artículo 13° de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el cual consagra el derecho de las personas a trasladarse libremente dentro de un país o de un país a otro. La actución de la policía militarizada israelí contra la compañera es una violación grave a los Derechos Humanos.

Además, no podemos descartar que la agresión contra la dirigente, sea también una forma de atacar al movimiento sindical de avanzada que representa la FSM, pues el maltrato se produce contra una de sus dirigentas internacionales luego del congreso mundial mencionado y bien sabe la opinión pública, que Israel posee un record mundial en materia de crímenes y persecusión contra toda organización, pueblo o movimiento que defienda los derechos de los trabajadores en el mundo y promueva la justicia para el pueblo palestino al que somete.

Reclamamos de las autoridades chilenas una actitud protectora de los derechos fundamentales de una compatriota, agredida por agentes de un estado con el cual existen plenas relaciones diplomáticas. Los atropellos cometidos por agentes de Israel, inculpan tanto a los autores de los vejámenes como al estado al que sirven y no deben quedar impunes, como tantos otros atropellos perpetrados por ese mismo estado y sus agentes, los que ya se han tornado habituales para la opinión pública internacional. Pese a ello, es hora de decir basta y exigimos a la Cancillería su intervención resuelta frente a este agravio.

Llamamos a los trabajadores chilenos, a todo nuestro pueblo, partidos y organizaciones auténticamente democráticas, a rechazar y permanecer alerta frente a la actuación violenta y descontrolada de Israel y sus fuerzas policiales contra ciudadanos extranjeros, lo que constituye una amenaza para la libre circulación de las personas y en particular para cualquier chileno que se vea forzado a transitar por los aeropuertos israelíes.

Consejo Nacional de comités Comunistas

Santiago de Chile 4 de noviembre de 2015

Fuente: Kaos en la Red

About Author: asbaeza