Print Friendly, PDF & Email

Pillado de palestinalibre

Desde 2005, la Campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) contra Israel ha pedido a la comunidad internacional y los consumidores del mundo que presionen a Israel económicamente como una “forma de resistencia civil contra la ocupación, el colonialismo y el apartheid israelí”.

Participar en esta campaña de boicot a Israel supone pocos cambios para los consumidores. Aquí exponemos 10 compañías a las que los organizaciones de la campaña han pedido boicotear por sus vínculos con los ilegales asentamientos israelíes.

1 – McDonald’s

Esta compañía mantiene una asociación con el Fondo Unido Judío (Jewish United Fund), que, entre otras cosas, promueve visitas a Kiryat Gat, un asentamiento construido sobre un pueblo palestino destruido y apoya la campaña de limpieza étnica de los beduinos en el Desierto del Neguev. La campaña también ha señalado a McDonald´s por discriminar a los trabajadores árabes en sus restaurantes en Israel.

2- Hewlett-Packard (HP)

HP, que es un conocido fabricante de ordenadores e impresoras, está implicada en el desarrollo y venta de tecnología biométrica que se utiliza en los puntos de control israelíes que se hallan en la Cisjordania y el Jerusalén Este ocupados, y en la fabricación de tarjetas de identificación israelíes para los palestinos que viven en esos territorios. La campaña BDS también ha criticado a la empresa por utilizar a suministradores de piezas que tienen su sede en los asentamientos israelíes.

3 – Proctor & Gamble

Esta compañía, que produce pañales para bebés, es uno de los mayores clientes de la compañía israelí Avgol Nonwoven Industries, que posee una fábrica en el complejo industrial de Barkan, situado cerca del asentamiento israelí de Ariel, en la Cisjordania ocupada. Casi la mitad de las ventas de esta compañía van dirigidas a  Proctor & Gamble.

4 – Intel

Intel posee fábricas en Kiryat Gat, el ya mencionado asentamiento construido sobre un pueblo palestino destruido por los ocupantes israelíes.

5 . Victoria’s Secret

Esta compañía de ropa interior femenina es uno de los mayores clientes de Delta Galil, que opera a través de una fábrica situada en el área industrial de Barkan, en la Cisjordania palestina ocupada, así como de otra instalación situada en el asentamiento de Maale Adumim. Los palestinos han criticado también a la compañía por instalar su sede principal en un terreno expropiado a los palestinos en Galilea.

6 -Volvo

La campaña de BDS ha criticado al gigante sueco del automóvil por suministrar bulldozers utilizados para destruir viviendas palestinas y también porque esta compañía posee el 27% de la empresa israelí Merkavim, cuyos autobuses son utilizados para transportar a presos palestinos a las prisiones israelíes.

7 – Tribe and Sabra

Se trata de una empresa con sede en Filadelfia que produce hummus. La campaña de BDS ha utilizado en la campaña de boicot a esta compañía una canción de Lady Gaga que dice: “No justicia, no garbanzos” (principal componente del hummus). Sabra es una filial de la empresa israelí Strauss´s, que apoya al Ejército israelí. El propietario de Tribe apoya al ya mencionado Fondo Nacional Judío.

8 . Motorola

El gigante electrónico, que vende teléfonos móviles entre otras cosas, suministra equipos de vigilancia utilizados alrededor de los asentamientos israelíes así como en el Muro del Apartheid, erigido por los ocupantes israelíes en la Cisjordania ocupada, y en la valla levantada en la frontera entre Gaza e Israel. Además, la compañía firmó un acuerdo de 100 millones de dólares con Israel en enero de 2014 para proporcionar teléfonos inteligentes encriptados para los soldados y el personal de seguridad israelíes.

9 -Ahava

La compañía de cosméticos israelí, cuyo nombre significa “amor” en hebrero, utiliza minerales del Mar Muerto, que bordea Cisjordania, y su planta de producción está situada en un asentamiento israelí en Cisjordania, que también posee acciones de la compañía. Ahava exporta a 45 países.

10 – SodaStream

La compañía israelí posee una fábrica en un parque industrial conectado con el asentamiento israelí de Maale Adumim. Ésta es la compañía que ha firmado recientemente un contrato con Scarlett Johansson. Los residentes palestinos en esta zona publicaron una nota de prensa el 30 de enero de 2014 pidiendo a Johansson que deje de promocionar a la compañía israelí que “apoya directamente la ocupación y colonización israelíes en los territorios palestinos. Ella paga impuestos a los gobiernos de los asentamientos, emplea a colonos locales y suministra la cobertura económica para la posterior expansión de los asentamientos israelíes”.

Christian Science Monitor

Al Manar TV

About Author: asbaeza