Print Friendly, PDF & Email

El Senador demócrata Robert “Bob” Menendez, uno de los más fieles representantes de la mafia cubanoamericana en el Congreso, acaba de ser encontrado con la mano en la masa al revelarse cómo intervino en julio ante el Banco Federal de Reserva a favor de una institución bancaria al borde de la quiebra, cuyos principales dirigentes son importantes contribuidores a su fondo de campaña.

Tarde o temprano tenia que ocurrir. Menendez tiene una larga historia de relaciones controvertidas. Cuando era alcalde de Union City, a partir de 1986 hasta su elección al senado. esta ciudad mafiosa se confirmó más que nunca como paraíso del juego ilegal, de la extorsión, del fraude y de la prostitución.

Esta vez, Menéndez intentó salvar ilegalmente a sus socios banqueros de una inevitable bancarrota al pedir la aprobación de la venta de esta institución, la First BankAmericano, de Elizabeth, Nueva Jersey. Si la adquisición hubiese sido aprobada, sus amigos salvaban su inversión cuando al banco en crisis se le daba tres días para encontrarse quebrar.

En una carta obtenida y publicada por The Wall Street Journal (WSJ), Menendez presiona al Presidente del Banco Federal de Reserva, Ben Bernanke, para que apruebe la venta de la institución en crisis de Union City al JJR Bank Holding Co. de Brick, Nueva Jersey.

Bernanke no siguió la recomendación del senador corrupto y el First BankAmericano quebró el 31 de julio.

Observadores en Washington califican de “escandaloso” y “grotesco” el gesto oportunista de Menendez para influir en un proceso administrativo por motivos políticos mientras el país se en medio de una profunda crisis económica marcada por un desempleo record.

En su reporte, el Wall Street Journal identifica a los dos socios de Menéndez como el Presidente del First BankAmericano, Joseph Ginarte, un abogado quién conribuyó con 30 000 dólares al fondo e campaña del senador, y

Raymond Lesniak, un senador del estado de Nuevo Jersey  cuya generosidad hacia Menéndez es bien conocida.

En el 2006, señala el rotativo, organizó en su propio domicilio una reunión de recolección de fondos, con la presencia del ex presidente Bill Clinton.

Lo que no mejora su situación, Menéndez es miembro del Comité Bancario del Senado y encabeza la campaña demócrata para las elecciones de este año.

Cuando dirigía Union City, se comparó a Menéndez al capo mafioso Meyer Lansky. Ahí, constituyó a su manera un enclave del crimen donde cualquier funcionario e incluso cualquier oficial de la policía tenía su precio.

En abril 2006, Menéndez se apareció en Ginebra para atacar a Cuba ante la Comisión de los Derechos Humanos con su ayudante personal José Manuel Alvarez,  cuya pertenencia a la organización terrorista Abdala – de la cual era fundador – era conocida tal como su papel en la preparación y la realización del asesinato del diplomático cubano Felix García, baleado en Nueva York por el sicario de Omega 7, Pedro Remón.

La historia mafiosa de Menéndez se pega a la de su colega Albio Sires quién fue alcalde de la ciudad de West New York, vecina de Union City. Sires también fue conocido por sus relaciones con el hampa cubanoamericano que desarrolló ahí una extensa red de juego ilegal y de prostitución.

Tags:
About Author: asbaeza