Print Friendly, PDF & Email

El presidente de Haití, René Preval, anunció este jueves que la capital del país, Puerto Príncipe, será trasladada a otro lugar, que deberá ser determinado por los especialistas y donde no sea afectada por futuros terremotos.

“Le tocará a los especialistas definirlo, pero vamos a construir la capital en otro lado, donde no sea afectada por futuros terremotos”, confirmó el mandatario.

De acuerdo al mandatario unos 400 mil haitianos comenzarán a ser trasladados hacia un inmenso campamento al norte de Puerto Príncipe, tan pronto las tropas de la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en Haití (Minustah) concluyan los arreglos del terreno e instalen las carpas.

“Será algo provisional. El país será reconstruido porque Haití no ha muerto. Nuestro pueblo ha sobrevivido”, dijo Preval, quien instaló la sede de la presidencia en una estación de policía cercana al aeropuerto capitalino, tras el colapso del Palacio Nacional y de todas las sedes de los ministerios por el potente terremoto que el pasado 12 de enero devastó a Haití.

El mandatario reconoció que el gobierno desapareció tras la tragedia. “Simplemente desapareció. El gobierno dejó de existir, pero ahora se ha recuperado y está trabajando junto las organizaciones humanitarias que nos han abrumado con tanta generosidad”.

Pese a que la capital se mudará, Francia informó que se encargará de la reconstruccuión del Palacio Nacional.

En mensaje nacional la noche del miércoles, Preval instó al pueblo haitiano a tener esperanza en el futuro y les aseguró que Haití sobrevivirá la catástrofe y será “un país mejor”.

“Unámonos por la supervivencia de nuestra patria”, dijo el presidente.

Pese a este optimismo oficial, en las calles el drama humanitario continúa para cientos de miles de personas que sobrevivieron al sismo, pero que lo perdieron todo.

Este jueves, el hambre y la lentitud en la entrega de la abundante ayuda humanitaria que desde el día después del terremoto ha llegado de todas partes del mundo, empujó a miles de desesperados a asaltar cuatro camiones llenos de alimentos que el Gobierno pensaba distribuir en el centro de Puerto Príncipe, en los jardines del destruido ministerio de Cultura.

Una multitud de haitianos que viven desde el pasado 13 de enero en el Campo de Marte y que hasta ahora no han recibido prácticamente ayuda alimentaria desde aquel día, superaron todas las barreras de seguridad y vaciaron el contenido de los cuatro camiones.

Los paquetes que contenían arroz, pasta, aceite, leche en polvo y galletas, fueron disputados a golpes y empujones por las personas que llevaban más de una hora esperando bajo el intenso sol, tras ser sustraídos de los vehículos de carga.

La policía no intervino.

(Con información de Telesur)

About Author: asbaeza