Print Friendly

Manuel Cordero Piacentini, secuestrador de hijo y nueva embarazada de Juan GelmanEl coronel retirado uruguayo Manuel Cordero Piacentini, acusado del secuestro del hijo, la nuera y la nieta del poeta argentino Juan Gelman, volvió ayer a Buenos Aires. Ha regresado a la misma ciudad en la que presuntamente fue responsable de diez desapariciones forzadas, el secuestro de un bebé, 32 torturas y dos asesinatos durante la última dictadura de Argentina (1976-1983), en el marco de la Operación Cóndor, el plan de cooperación de los regímenes militares de este país, Uruguay, Brasil, Paraguay, Bolivia y Chile para perseguir a los opositores.

Por orden del Supremo Tribunal Federal de Brasil, Cordero, de 71 años, fue extraditado ayer desde ese país a Argentina para que sea juzgado aquí.

Cordero había escapado en 2004 de Uruguay a Brasil para sortear un juicio por desacato. La justicia de Argentina, que lo acusa de diversos crímenes, pidió en 2005 su extradición, pero sólo dos años después fue capturado en Santana do Livramento, una ciudad fronteriza con Uruguay. El ex militar presentó varios recursos judiciales para evitar su extradición a Argentina o a su país, que también lo reclamaba.

Finalmente en agosto pasado el Supremo Tribunal brasileño determinó que fuera enviado a Argentina, por tratarse del país donde cometió los delitos que se le imputan. Cordero alegó problemas cardíacos y entonces fue primero beneficiado con el arresto domiciliario y luego ingresado en un hospital. Ayer le dieron el alta y la policía de Brasil ejecutó la extradición.

Cordero será juzgado por su presunta actuación en un centro de detención clandestino de Buenos Aires, llamado Automotores Orletti.

El ex militar uruguayo está acusado de diez desapariciones, entre ellas, las de Marcelo Gelman, hijo del ganador del Premio Cervantes 2007, y su esposa, María Claudia García, que estaba embarazada de siete meses cuando fue detenida en forma ilegal.

El poeta Juan Gelman, que vive en el exilio -ahora en México- desde el Gobierno de Isabel Perón (1974-1976), averiguó que su nuera había sido trasladada a Montevideo, donde dio a luz a una niña. De García no se supo nada más. La niña fue adoptada por un policía uruguayo hasta que en 2000 su abuelo la recuperó.

La joven adoptó entonces el nombre de María Macarena Gelman García. Ante la noticia de la extradición de Cordero, Macarena declaró ayer a la agencia Efe en Uruguay que la Justicia brasileña hizo “lo que tenía que hacer” y denunció que los problemas de salud alegados por el ex militar habían sido “una obstrucción al trámite judicial”.

(Con información de El País, de España)

About Author: asbaeza