Print Friendly, PDF & Email

Dominique Strauss Kahn, director del FMILa recuperación de Haití tras el terrible terremoto de la semana pasada “necesita algo grande”, en palabras de Dominique Strauss-Kahn, director del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Y ese “algo” podría traducirse en un “Plan Marshall”. A juicio de Strauss-Kahn, la ayuda extendida “de manera poco sistemática” no es suficiente y es necesaria una medida parecida al plan que Estados Unidos destinó a la recuperación de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

Esto será algo que se tratará en la conferencia internacional en Montreal del próximo 25 de enero a la que asistirá el primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive. En esa reunión estarán presentes representantes de Estados Unidos, de la UE, de Canadá, de países latinoamericanos y de varias organizaciones internacionales, que planificarán una futura cumbre de mayor nivel sobre el país caribeño.

El FMI está estudiando y negociando con organizadores y países donantes la posibilidad de cancelar toda la deuda haitiana. El Fondo dirigido por Strauss-Kahn también ha ofrecido sus “ayudas” a Haití, cuyas pérdidas tras el desastre se calculan en torno al 15% de su PIB, prometiendo un préstamo sin intereses por valor de 100 millones de dólares para que el gobierno pueda reanudar sus actividades y pagar para la importación de productos básicos.

Strauss-Kahn afirmó que la entidad optó por extender un crédito al país porque aprobar una donación hubiera requerido más tiempo y trámites. Ese préstamo también será perdonado si se aprueba la cancelación de toda la deuda, como el jefe del FMI dijo estar convencido de que sucederá.

En 2009 el Fondo y otras organizaciones internacionales ya eliminaron 1.200 millones de dólares de deuda haitiana, y el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han cancelado desde entonces casi 900 millones adicionales que Haití debía a sus acreedores.

Sin embargo, estas cifras son las que menos preocupan en un país que ha perdido a más de 100.000 personas en el terremoto, que también afectó a 1,5 millones de haitianos. Una desgracia que no ha dejado de cebarse con Haití, el país más pobre de América, tras las subidas de los alimentos y del combustible en 2008, y los huracanes de ese año.

El Plan Marshall (denominado oficialmente European Recovery Program o ERP) fue el principal plan de los Estados Unidos para la reconstrucción de los países europeos después de la Segunda Guerra Mundial, que a la vez estaba destinado a contener un posible avance del socialismo en Europa. La iniciativa recibió el nombre del Secretario de Estado de los Estados Unidos, George Marshall, y fue diseñada principalmente por el Departamento de Estado, en especial por William L. Clayton y George F. Kennan.

Numerosos historiadores y economistan demostraron que el plan era realmente expression del imperialismo económico norteamericano, en un intento para tomar el control de la Europa occidental. La generosidad no formaba parte del plan. Fue impulsado por los objetivos geopolíticos norteamericanos.

Noam Chomsky escribió que la cantidad de dinero entregado a Francia y Holanda igualaba a los fondos que estos países utilizaron para financiar a sus ejércitos en el sudeste asiático. Dice que el Plan Marshall “creó el marco para la inversión de grandes cantidades de dinero estadounidense en Europa, estableciendo la base para las multinacionales modernas.” (Con información de la Wikipedia)

(Con información de agencias y el diario Público)

Tags:
About Author: asbaeza