Print Friendly, PDF & Email

fao
El director de la Agencia de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) señaló que, tras el aumento de un 12 por ciento de los alimentos entre el año 2005 y el 2006, y de un 24 por ciento en el 2007, en los primeros siete meses de este año el índice de la FAO registró un crecimiento del 50 por ciento.

El número de personas que padecen hambre en el mundo aumentó de 850 a 925 millones en 2007 debido al estallido de los precios de los alimentos, anunció este miércoles en Roma el director general de la FAO, el senegalés Jacques Diouf.

El responsable de la Agencia de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) hizo el anuncio ante la Comisión de Relaciones Exteriores del parlamento italiano.

“El número de personas subnutridas antes del alza de los precios del 2007 y del 2008 era de 850 millones. En el 2007 el número aumentó de 75 millones y se ubica en 925 millones”, afirmó Diouf.

Señaló que tras el aumento de un 12 por ciento de los alimentos entre el año 2005 y el 2006, y de un 24 por ciento en el 2007, en los primeros siete meses de este año el índice de la FAO registró un crecimiento del 50 por ciento.

Aseguró que se trataba de una cifra “bastante modesta”, en comparación con las sumas desembolsadas por los países miembros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) para subsidiar su agricultura (376 mil millones de dólares) o los gastos en armamento (1,2 billones de dólares en 2006).

“Hay que invertir 30 mil millones de dólares por año para duplicar la producción alimentaria y eliminar el hambre”, añadió.

Diouf explicó que las previsiones indican que, incluso aunque se mejore la producción de cereal en el mundo, los precios se mantendrán estables en los próximos años y la crisis alimentaria continuará en los países pobres.

Se espera que la FAO divulgue este jueves un informe oficial sobre la situación, precisó la organización, cuya sede central se encuentra en Roma.

Compromiso internacional

En junio de este año, en el curso de una cumbre mundial celebrada en Roma, los 193 países integrantes de la FAO acordaron reducir “a la mitad” para el 2015 el número de personas desnutridas en el mundo.

Aunque en la declaración final no reconocieron los factores que han causado la crisis alimentaria mundial, como los elevados subsidios y las políticas agrícolas distorsivas aplicadas por los países desarrollados, en la cumbre los donantes se comprometieron a otorgar más de 6 mil 500 millones de dólares para la lucha contra el hambre y la pobreza.
Este texto de la FAO reiteraba las conclusiones de las cumbres sobre alimentación de 1996 y 2002: “Alcanzar la seguridad alimentaria y reducir a la mitad el número de personas subalimentadas para 2015 como muy tarde”.

Diuf estimó en Roma que “con las tendencias observadas (actualmente), este objetivo se alcanzaría en el año de 2150 en vez de 2015″.

Durante la cumbre, convocada tras la nueva ola de hambrunas que azotan el planeta, la comunidad internacional confirmó que la crisis alimentaria arrastró a al menos 100 millones de personas hacia al umbral del hambre en África, Asia y el Caribe, lo que ha generado revueltas en las naciones de todo el mundo.

Tags:
About Author: asbaeza