Print Friendly, PDF & Email

El trágico sismo que sacudió este lunes a Haití le quitó a Brasil a una de sus más destacadas luchadoras contra la desnutrición y la mortalidad infantil, la médica pediatra Zilda Arns Neumann, cuyo trabajo en el comando de la Pastoral del Niño la convirtió en una referencia para Latinoamérica y el mundo en desarrollo.

Hermana menor de otro destacado combatiente en favor de los derechos humanos, el cardenal emérito de Sao Paulo Paulo Evaristo Arns, Zilda Arns nació el 25 de agosto de 1934 en la pequeña ciudad meridional de Forquilhinha, en el estado de Santa Catarina.

Tras completar sus estudios de medicina, decidió especializarse en Salud Pública, con el declarado objetivo de salvar a los niños pobres de la desnutrición, una de las principales causas de la mortalidad infantil en su país.

Para ello, creó un método destinado a informar a las familias más pobres sobre las medidas de higiene necesarias en el cuidado de sus hijos y enseñarles a preparar el suero casero, capaz de evitar la deshidratación de niños con diarrea.

Su trabajo alcanzó visibilidad nacional e internacional a partir de la década del 80, cuando creó la Pastoral del Niño y del Adolescente, vinculada a la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), que actualmente apoya a 1,8 millones de niños y gestantes en comunidades pobres de todo el país sudamericano.

Su lucha contra la mortalidad infantil convirtió a la Pastoral del Niño en una de las organizaciones no gubernamentales más respetadas en Brasil y en el exterior.

Por su labor, Zilda Arns ha sido galardonada con varios premios, entre ellos los de derechos humanos concedidos por las Naciones Unidas (en 2001) y por el rey Juan Carlos de España (2005).

La médica también recibió la Medalla de los Derechos Humanos de la entidad judía B’nai B’rith (1999) y el galardón de Honor Especial de la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (1988), además del premio de Derechos Humanos del gobierno de Brasil.

Zilda Arns falleció precisamente en momentos que buscaba ampliar a nuevas fronteras su método de combate a la desnutrición infantil. Según su sobrino, el diputado Flavio Arns, la médica cumplía una gira por Centroamérica para dictar conferencias sobre la experiencia de la Pastoral del Niño, y decidió visitar Haití antes de desplazarse a San Juan de Puerto Rico.

“Ella se murió en una forma muy bonita”, afirmó hoy el cardenal Arns, tras enterarse del deceso de su hermana a través de una llamada telefónica de un asesor directo del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, Gilberto Carvalho.

El religioso, quien a los 88 años de edad vive en una residencia de ancianos en Taboao da Serra, vecina a Sao Paulo, reveló además que esta mañana, antes de enterarse del deceso de su hermana, había celebrado una misa por las víctimas del sismo en Haití.

(Con información de AFP)

About Author: asbaeza