Print Friendly, PDF & Email

Comunidades originarias de Bolivia iniciaron este jueves los preparativos de la ceremonia ritual para la posesión de un segundo mandato del presidente, Evo Morales, el próximo 21 de enero, donde participarán cerca de 300 movimientos indígenas del continente, regidos por la fidelidad a sus tradiciones ancestrales.
Se espera que alrededor de 40 mil personas lleguen a la población de Tiwanacu, unos 70 kilómetros al sur de La Paz, donde los amautas (sabios aimaras) darán su bendición al mandatario y lo proclamarán líder del «Abya Yala», nombre que varios pueblos indígenas dan a América, luego de otorgarle la vestimenta ritual y el bastón de mando especialmente elaborado para la posesión del mandatario boliviano.

Los preparativos de la ceremonia iniciaron este jueves en la céntrica Plaza Murillo con el sonar de pututus (instrumentos de viento aymaras, hechos de cuerno de vaca) y la presentación de una mesa de ofrenda ancestral a la Pachamama (Madre Tierra), donde se dieron cita el canciller David Choquehuanca, el ministro de Culturas, Pablo Groux, y representantes de pueblos indígenas originarios de todo el país que dieron realce al acto que recordó la trascendencia de la ceremonia a celebrarse en esa milenaria localidad del altiplano boliviano.

«La ceremonia de consagración de nuestro Presidente será también un acto de agradecimiento a la Pachamama, a la Madre Tierra, al pueblo y a sus autoridades. Será un acto para cargarnos de energías», dijo Choquehuanca.

«Tendremos líderes indígenas de Canadá, Estados Unidos, Europa, Guatemala, Perú, Ecuador, Paraguay, de Colombia. Todos estos líderes van a estar presentes en este acto importante», agregó.

La alcaldesa de Tiwanacu, Eulogia Quispe, informó por su parte que esta ceremonia integrará a Bolivia porque recibirá las energías de los cuatro puntos cardinales del país.

«Recibiremos las energías para agradecer a la Madre Tierra, al dios Sol, a nuestros ancestros para que tengamos armonía en nuestro país y de esa manera, buscar lo que todos deseamos, que es el vivir bien de manera integrada», reflexionó.

Informó que en el acto el Jefe de Estado recorrerá a pie la distancia entre el templo de Akapana y la puerta del templo de Kalasasaya, donde recibirá el «bastón de mando originario» de manos de una niña.

Por segunda vez, desde 2006, el presidente boliviano recibirá el mando en este templo espiritual cuya antigüedad data de entre mil 500 y mil 400 años antes de Cristo (a.C.).

En la localidad de Tiwanacu sobreviven al tiempo las ruinas del imperio Tiwanacota, que en 2000 recibió la condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad, conferida por la UNESCO.
Fue en ese sitio donde la civilización prehispánica desarrolló el arte y la ciencia con la edificación de grandes estructuras pétreas como la Puerta del Sol, considerada por muchos expertos como la muestra más acabada del alto grado de desarrollo alcanzado por esa cultura hace miles de años.

About Author: asbaeza