Print Friendly, PDF & Email

misionmilagro
La Misión Milagro Internacional ha beneficiado a más de 700 mil personas de 28 países de América Latina y el Caribe, sin importar raza, sexo, color, ni distinción social, causando un impacto favorable en la integración de los pueblos en la región.

El 10 de julio de 2004 nació una esperanza para los latinoamericanos que no podían ver bien el mundo que los rodea: la Misión Milagro, un proyecto de medicina solidaria promovido por el líder de la revolución cubana, Fidel Castro, y por el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, que ha permitido convertir en realidad el sueño de muchos de volver a ver.

Este programa social que, según el ministerio de Salud de Venezuela ha beneficiado a unas 700 mil personas en menos de cuatro años, se basa en las políticas de cooperación regional con enfoque social que defiende el Socialismo del Siglo XXI.

Se trata de concienciar a los Gobiernos para que reconozcan la necesidad de impulsar un sistema de salud sin exclusiones, gratuito y eficiente.

El coordinador general de la Misión Milagro Internacional, Manuel Pacheco, asegura que lo esencial es poder ofrecer la atención a quien realmente la necesita.

“Aquí no importa si son venezolanos, cubanos, blancos, negritos, indígenas, lo importante es prestar la ayuda a quién la necesita”, manifestó el coordinador.
Pacheco destacó que el intercambio ocurre gracias al trabajo que desarrollan las embajadas- y que se relaciona con la ruptura de paradigmas que la Revolución Bolivariana y la cubana dieron a la medicina privada.

Misión avanza en Venezuela

Manuel Pacheco informó que los datos estadísticos más recientes de la misión reflejan que en lo que va de 2008, sólo en Venezuela se han realizado unas 5 mil 500 operaciones.

El número es tanto más significativo, cuando hace 10 años atrás los registros indicaban que, al año, se ejecutaban apenas un millar de operaciones de la vista en ese país suramericano.

Según las estimaciones, para este año la meta de Venezuela es lograr la cifra de 90 a 100 mil, las personas intervenidas quirúrgicamente de la vista, y a largo plazo, es decir en 10 años, el objetivo es alcanzar la cifra de los 6 millones de beneficiados.

Estos números toman en consideración, la atención de patologías visuales de venezolanos y de los diversos grupos de pacientes internacionales -traídos a Venezuela o llevados a Cuba.

Una bandera que se afianzó

Cuando la Misión Milagro comenzó hace casi cuatro años, fue vista como un programa de salud más, al cual sería prácticamente inaccesible por los buenos oficios que ofrecía en materia de garantía visual.

Sin embargo, las primeras intervenciones en Cuba a venezolanos de forma gratuita y sin obstáculos económicos, comenzaron a dar muestras de que el principal objetivo era iniciar la más amplia red de atención integral comunitaria, la cual devolvería la calidad de vida a miles de venezolanos con una nueva visión de vida.

De esa forma, cuando los beneficios en pacientes venezolanos se hacían sentir en el corazón de quienes volvían a ver con claridad y luego las mejoras en cuanto a la capacidad de infraestructura e incremento del potencial humano, Misión Milagro inició las intervenciones a pacientes procedentes de diversos países de América Latina y el Caribe.

La consolidación de la misión, ha demostrado que el estar sano de manera integral no es un beneficio exclusivo para las personas con altos recursos económicos, sino que cualquier condición humana es susceptible a ser beneficiada por programas sociales de Gobiernos socialistas, enfocados en el beneficio y satisfacción de los pueblos.

Objetivos y alcances de la Misión

Pacheco reiteró que los objetivos del programa de salud son potenciar las capacidades y habilidades de las personas que padecen trastornos visuales, incorporándolos a la vida social activa, tanto en Venezuela como en otros países latinoamericanos.

También articular las políticas sociales impulsadas por los dos gobiernos socialistas (Cuba y Venezuela) para incorporar a los ciudadanos a los que se les ha solucionado su problema visual a actividades que propicien el desarrollo individual y colectivo.

Asimismo, saldar la deuda social que tienen los Estados con los pueblos, en la búsqueda de justicia social e igualdad de condiciones.

El milagro de volver a ver con claridad ha sido recibido por pacientes de República Dominicana, El Salvador, Honduras, México, Guatemala, Paraguay, Uruguay, Perú Costa Rica, Chile y, próximamente, los promotores de la misión estiman atender también a pacientes de Gambia e Haití.

Milagros hechos realidad

Marina Brites, una paraguaya que hoy gracias a esta misión ha recuperado el sentido de la vista al ser operada de terigio, una enfermedad que durante dos años no le permitió ver los rostros de quienes la rodeaban y que le impedía poder trabajar para mantener a los 9 miembros de su familia.

Brites relata sobre los inconvenientes que vivía día a día a causa de una enfermedad imposible de curar, pues no contaba con 2 mil 500 dólares para costear la intervención quirúrgica.

“Cuantas veces no me caí del colectivo (…) no tenía condiciones para juntar esa plata, si no fuera por esta misión me quedaría en la oscuridad”, dijo Marina Brites.

“Gracias a Dios que aún existen en el mundo personas, gobiernos que sí tienen un interés social, ayudar a los más pobres y era mi caso, tenía casi 5 años sin poder ver bien y ahora lo puedo hacer luego de que me operaron en Cuba”, cuenta Orlando García, un boliviano que también conoció el milagro.

¿Cómo ser beneficiado?

En los casos de Venezuela y Cuba, los interesados pueden acudir directamente a los centros médicos oftalmológicos habilitados en los territorios de esos países para atender las patologías de cataratas y terigio.

Pero si los interesados son pacientes de otras naciones, deben acudir a las embajadas de Cuba y Venezuela en sus respectivos países para ser evaluados por especialistas y considerar si procede o no la operación.

Una vez que se dictamine ser necesaria y posible la intervención, el paciente junto a un familiar encargado del cuidado, son trasladados de forma gratuita a Caracas o La Habana, donde se concreta la operación milagro.
misionmilagro2El milagro de volver a ver ha sido recibido por pacientes de República Dominicana, El Salvador, Honduras, México, Guatemala, Paraguay, Uruguay, Perú Costa Rica, Chile y, próximamente, los promotores de la misión estiman atender también a pacientes de Gambia y Haití.

Tags:
About Author: asbaeza