Print Friendly, PDF & Email

El presidente venezolano, Hugo Chávez, denunció que Estados Unidos (EE.UU.) a la cabeza de varios países están preparando un documento a puerta cerrada, excluyendo a los países africanos y latinoamericanos presentes en la Cumbre de Copenhague.

El mandatario denunció este viernes desde la ciudad danesa de Copenhague, que un grupo reducido de países están reunidos de forma privada, excluyendo a la mayoría de los participantes de la cumbre, preparando un documento del que se desconocen sus intenciones.

«El presidente de EE.UU. (Barack Obama) ha pedido que se haga una reunión, donde se está cocinando un documento, Obama trajo un documento cocinado del imperio, se ha roto el proceso democrático y nosotros hemos venido a denunciar la ruptura de los procedimientos que se estaban llevando en la cumbre» de Copenhague.

Chávez agregó que «EE.UU. viene a última hora a tratar de desbaratar la cumbre y a imponerse (…) me parece un atropello a la dignidad de los pueblos con lo que está pasando aquí (Copenhague) en este momento».

El mandatario se refirió así al texto en el que han estado trabajando durante la madrugada una veintena de países, y agregó «Nadie nos invitó a esa reunión de anoche. Ni siquiera se dirigieron a nosotros para preguntarnos cuál era nuestra postura», lamentó.

Consideró además que «nuevamente se ha impuesto la dictadura del imperio, es un irrespeto para los pueblos. Obama llega a última hora, después de que se cerró el discurso de los presidentes en la cumbre, para exigir una reunión a puerta cerrada, y la mayoría de los presidentes de Latinoamérica y de África estamos aquí esperando, es un irrespeto».

El mandatario venezolano aseguró que la mayoría de los presidentes de las naciones de Latinoamérica y África no van a aceptar el documento porque se ha acordado «por la noche» y «a espaldas» de la mayoría de países.

«El imperio está demostrando lo que es, trabajar a escondida de los pueblos y de la democracia», manifestó el presidente Chávez.

Culpó del fracaso de la conferencia a la «falta de voluntad política de los países más poderosos» y a la «postura egoísta de los ricos».

El jefe de Estado de Venezuela hizo un llamado a los pueblos del mundo a que «nos unamos y además a señalar las causas del desastre climático, el capitalismo es el principal culpable de este desastre y EE.UU. pretende llegar a última hora, con su presidente, premio Nobel de la guerra a cocinar ese documento para romper el consejo».

Rechazó el documento al que calificó de impuesto por los países ricos, y afirmó que ese rechazo nace de la dignidad y del honor puesto que quedó demostrado que en Copenhague se establecieron diferencias entre unos países y otros.

«Aquí no hay países de primera y países de segunda, así como no hay pueblos de primera y pueblos de segunda, aquí todos somos iguales» destacó el mandatario ante el tratamiento excluyente demostrado en la Cumbre, puesto que unos cuantos quisieron decidir sobre lo que se iba a acordar en Copenhague, dejando fuera del diálogo a la gran mayoría.

Señaló que adoptar un documento que no han acordado los 192 miembros de la Convención de la ONU del Cambio Climático sería fraudulento.
Por su parte, el presidente boliviano, Evo Morales, expresó su molestia por la situación que surgió tras las acciones de Estados Unidos. «Nos informan que hay presidentes adentro reunidos, cocinando un documento y no puede haber un documento a último momento (…) no pueden haber presidentes de primera y de segunda».
«Hay un documento que ha salido fuera del grupo de trabajo, de las negociaciones y no lo vamos a aceptar», manifestó el mandatario boliviano.

Tags:
About Author: asbaeza