Print Friendly, PDF & Email

Con la intención de gestionar el financiamiento del proyecto de conservación ambiental Yasuní-ITT, Ecuador creará un fondo de fideicomiso con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) para impulsar la iniciativa que propone no extraer petróleo de una reserva amazónica protegida en la nación suramericana.

Al ofrecer una rueda de prensa en Copenhague, donde participa el la Cumbre de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre el Cambio Climático, el canciller ecuatoriano, Fander Falconí, señaló que el proyecto Yasuní-ITT requiere de un instrumento financiero que le dé proyección en la comunidad internacional.

«Yasuní-ITT es un proyecto complejo que requiere de un instrumento financiero que le dé credibilidad internacional y para ello estamos colaborando con Naciones Unidas», explicó Falconí.

Por su parte, el experto de la delegación ecuatoriana al frente de la iniciativa, Carlos Larrea, explicó que el fondo de fideicomiso con el Pnud permitirá la administración de los recursos del proyecto con la participación de los donantes, la ONU y el gobierno de Ecuador.

La iniciativa Yasuní-ITT consiste en dejar de extraer 846 millones de barriles de crudo, 20 por ciento de las reservas probadas de Ecuador, en el campo petrolífero ITT, situado en el parque Yasuní, una de las mayores reservas de biodiversidad del planeta, en plena selva amazónica.

Ecuador propone dejar en el suelo el petróleo del yacimiento Yasuní-ITT para evitar emisiones de dióxido de carbono, preservar una biodiversidad única y respetar los derechos humanos de sus habitantes indígenas.

Según los cálculos del Gobierno ecuatoriano, con la implementación de la iniciativa Yasuní-ITT se evitaría la emisión de 407 millones de toneladas de dióxido de carbono, uno de los gases de efecto invernadero que más contribuye al calentamiento del planeta.

A través del proyecto, Ecuador espera recibir el 50 por ciento de los alrededor de seis mil millones de dólares que percibiría si explotara esas reservas, idealmente a partir de fines de 2010.

De momento, Alemania es el único país que se ha comprometido a aportar fondos al proyecto, 50 millones de dólares anuales durante 13 años, según el delegado ecuatoriano.

España también está estudiando una participación que podría estar en torno a los 18 millones de dólares anuales.

Ecuador está negociando asimismo la posible participación de Italia, Bélgica y Holanda, mientras la VIII Cumbre de la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América (ALBA), realizada hasta el pasado lunes en La Habana, Cuba, patrocinar la propuesta Yasuní-ITT en la Cumbre sobre Cambio Climático en Copenhague.

About Author: asbaeza