Print Friendly, PDF & Email

Presidente ecuatoriano inicia ofensiva diplomática por Latinoamérica

Lima, 4 mar (PL) La crisis entre Colombia y Ecuador sólo podrá superarse con un compromiso serio de Bogotá de abstenerse de agredir a sus vecinos y con el cese de la campaña colombiana contra Quito, advirtió hoy aquí el presidente Rafael Correa.

Ecuador denuncia en la OEA violación deliberada de Colombia

Descalifica Ecuador en Ginebra guerra mediática de Colombia

Presidente ecuatoriano inicia ofensiva diplomática

Líder Constituyente ecuatoriana respalda actitud de gobierno

Ministro ecuatoriano sitúa en Ginebra agresión de Colombia

En una conferencia de prensa tras su arribo a esta capital para entrevistarse con su homólogo peruano, Alan García, Correa respondió con serenidad y firmeza las preguntas sobre la posición de su país en la grave crisis planteada por el ataque colombiano a territorio ecuatoriano, del sábado último.

Demandó excusas sin condiciones de Colombia, no “la cantinflada” del presidente Alvaro Uribe, de excusarse y lanzar acusaciones infames contra Ecuador.

También exigió un compromiso serio y formal de Bogotá, de que nunca más agredirá la soberanía de otros países, a lo que agregó el desmontaje de la campaña de patrañas contra un supuesto acuerdo político del presidente de Ecuador con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Descartó un acercamiento con Uribe y dijo que, por ingenuidad o falta de experiencia, no siguió los consejos de gobernantes latinoamericanos que le advirtieron sobre la personalidad del gobernante colombiano.

Es difícil hablar con una persona que miente descaradamente y cuando se le descubre la mentira, se inventa una nueva infamia; que traiciona y apuñala por la espalda a un país amigo, dijo, a tiempo de señalar que Ecuador tratará de resolver la crisis por medios diplomáticos, hasta las últimas consecuencias.

Correa subrayó que el ataque colombiano a su país no es un problema sólo bilateral, sino regional, pues genera peligro para todo el área, como precedente intolerable, por haber atentado contra la seguridad y el derecho internacional.

Se pisoteó el derecho internacional, la Carta de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la soberanía de un país amigo y hermano, precisó.

Advirtió que si el ataque queda impune, toda la región estará en peligro y cualquier país del área podrá ser la victima de una nueva agresión, por lo que llamó a la comunidad internacional a cerrar filas alrededor de los principios, la ética y el derecho internacionales para preservar la paz en América Latina.

Refirió que la operación que mató a Raúl Reyes y otros militantes de las FARC fue una masacre y un atentado contra la soberanía ecuatoriana, planificado y no una acción defensiva.

Señaló que, al quedar en evidencia ese hecho y la mentira de que ocurrió en territorio de Colombia, Uribe apeló a la canallada y la infamia intolerable de acusar al gobierno de Ecuador de tener un pacto político con las FARC, lo que determinó la ruptura de relaciones.

Recordó que esas relaciones eran cordiales y de fluidos contactos, que el año pasado Ecuador desmontó más de 40 campamentos de las FARC en su territorio y que estaba invitado a visitar Colombia.

Denunció que el aparato propagandístico que apoya a Uribe da espacio a cualquier absurdo como el de mostrar supuestos mensajes de correo electrónico recuperados de una computadora que increíblemente sobrevivió al fuerte bombardeo. “Denme la marca de esa computadora para comprarme una”, señaló con ironía.

Correa agregó que Uribe lanzó el ataque porque quería como trofeo la cabeza de Reyes, un dirigente proclive a los diálogos de paz y los acuerdos para la liberación de rehenes.

Uribe, prosiguió, sabía que el ministro ecuatoriano del Interior mantenía conversaciones para la libertad de 12 secuestrados por las FARC, incluyendo a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, pero prefirió torpedear el proceso porque no le interesa la paz, sino continuar con su locura guerrerista.

Al rechazar las mentiras de Bogotá dijo que su gobierno mantuvo contactos humanitarios con las FARC, como lo han hecho Francia y muchos otros países y organizaciones humanitarias, lo que Uribe pretende usar para acusar al gobierno de Quito de tener un acuerdo con la organización insurgente.

Acusó además al gobernante colombiano de haber montado una provocación para involucrar a Ecuador en el conflicto y desestabilizar a su gobierno, con el afán de que se establezca un nuevo gobierno al servicio del belicista Plan Colombia, de Estados Unidos.

Presidente ecuatoriano inicia ofensiva diplomática por Latinoamérica

Quito, 4 mar (PL) El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, viajó hoy a Lima, el primer punto de una gira por naciones latinoamericanas, para denunciar la agresión colombiana a este país y las acciones inamistosas del vecino gobierno.

Acompañado de los ministros de Gobierno, Fernando Bustamante, y de Cultura, Galo Mora, Correa abordó esta mañana un avión de la aerolínea nacional TAME con destino a Perú.

El mandatario se entrevistará con su homólogo peruano, Alan García, quien condenó la víspera la violación de la soberanía ecuatoriana por fuerzas militares colombianas.

Mañana, Correa continuará su viaje a Brasilia para dialogar con su colega, Luiz Inacio Lula da Silva.

Entre el 5 y el 6 de marzo próximo, visitará Venezuela y Panamá, y seguidamente se trasladará a Santo Domingo, República Dominicana, para intervenir en la reunión del Grupo de Río, prevista para el viernes venidero.

En estos países denunciará la deliberada violación de la soberanía nacional por parte de fuerzas castrenses vecinas, que bombardearon un campamento provisional de guerrilleros de esa nación en este territorio.

El jefe de Estado condenó ayer la impúdica actitud del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, quien -dijo- intenta ahora desviar la atención de la violación de la soberanía de Ecuador con informaciones totalmente infundadas.

Se prevé que en estas visitas el dignatario proponga la creación de una misión integrada por delegados de gobiernos regionales, para que visiten el lugar del bombardeo, en el norte de la provincia amazónica de Sucumbíos, y evidencien la flagrante transgresión del territorio nacional.

Los ecuatorianos se mantienen atentos además a la reunión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, donde la canciller María Isabel Salvador denunciará ese hecho y una serie de sucesivas acciones inamistosas de Colombia.

04/03/08

Tags:
About Author: asbaeza