Print Friendly, PDF & Email

Este año, el Ciren realizó las primeras cirugías con la técnica estereotáctica funcionalVamos en la primera fase de investigación clínica; los resultados, a largo plazo: doctor Emilio Villa

Ángeles Cruz Martínez

Periódico La Jornada

Lunes 14 de diciembre de 2009, p. 37

Ante el reto que impone el aumento en la esperanza de vida de las personas y la cada vez más frecuente presencia de enfermedades graves, el Centro Internacional de Restauración Neurológica (Ciren) de Cuba incursionó en la investigación científica sobre trasplante de células madres para restituir las funciones perdidas a causa de enfermedades cerebrovasculares, también conocidas como embolias.

Emilio Villa Acosta, vicedirector ejecutivo del centro, explicó que el proyecto se inició hace tres años y en 2009 se realizaron las primeras cinco cirugías en seres humanos con la técnica estereotáctica funcional. El primer objetivo es demostrar que el procedimiento quirúrgico es bien tolerado por los pacientes.

En entrevista, el experto comentó que con el trasplante de células madres se pretende llevar al sitio afectado por la hemorragia cerebral o el estrechamiento de los vasos sanguíneos (isquemia) las células que sean capaces de reproducir las neuronas que le hacen falta al individuo para recuperar las funciones motoras o mentales dañadas.

Aunque la investigación es de gran relevancia científica, por el poco tiempo transcurrido y la necesidad de acumular más evidencia sobre los mecanismos que permitirán alcanzar el objetivo, Villa se mostró cauto al comentar los avances. Lo que hasta ahora se puede decir, apuntó, es que la técnica funcionó, que las células madres se colocaron en el sitio exacto y los pacientes evolucionan bien. No hubo complicaciones.

De visita en México, Villa insistió en que ésta es apenas la primera fase de investigación clínica. No podemos hablar de mejoría ni de recuperación. Eso se verá a largo plazo. Por ahora vamos bien.

La expectativa de los investigadores es encontrar en los siguientes siete u ocho años la forma en que las células trasplantadas lograrán diferenciarse en el tipo de neuronas que se requieren y eso ayude en la recuperación funcional del paciente. Lo anterior, unido a la terapia de rehabilitación en el programa de restauración neurológica que se lleva a cabo en el Ciren desde hace 20 años.

Villa Acosta comentó que uno de los pilares de la investigación es la cirugía estereotáctica funcional, técnica desarrollada en la isla por la cual es posible llegar a las zonas más profundas del cerebro con una probabilidad de error de menos de medio milímetro. Con esta técnica consiguen la recuperación funcional de enfermos de Parkinson.

Reaprendizaje celular

Roidel Alessandrini González, director de la Clínica Rebioger del Ciren, explicó que la enfermedad cerebrovascular se origina por la deficiente irrigación de sangre al cerebro. Puede ser por hemorragia o isquemia.

En una hemorragia, un vaso se rompe. La zona afectada pierde el aporte de sangre y oxígeno necesarios para la sobrevivencia de las neuronas. En la isquemia se presenta un estrechamiento del vaso, generalmente por placas de grasa y calcio. Eso también obstaculiza la irrigación y provoca la muerte neuronal.

Con la terapia física intensiva, los especialistas del Ciren impulsan que el cerebro establezca nuevas conexiones con neuronas de otras partes del mismo órgano, las cuales tienen la posibilidad de aprender a cumplir las funciones perdidas, como el habla y la movilidad.

Para los casos donde esto ya no es posible se explora la alternativa del trasplante de células madres. Por ahora, son candidatos aquellos individuos que no tengan otros factores de riesgo, entre los 50 y 60 años de edad, entre otros.

No obstante, señaló Alessandrini, las personas deben tener en cuenta que éste y otros padecimientos se pueden prevenir, asumir que el cuidado de la salud es una responsabilidad individual y que si bien potencialmente podemos vivir hasta 120 años, lo fundamental es que lo hagamos con calidad.

Comentó sobre las actividades de la Clínica Rebioger, que dirige, en la cual se puede obtener un diagnóstico sobre los factores de riesgo de los individuos para desarrollar enfermedades como los accidentes cerebrovasculares u otras, por ejemplo diabetes e hipertensión arterial, las cuales son causa de envejecimiento y muerte prematura.

La representación del Ciren en México está en Río Mixcoac 36, despacho 1102, colonia Del Valle. Teléfonos 5682-9100 y 7872.

Tags:
About Author: asbaeza